fbpx
preloader
Contáctanos

Galletas de avena con chips de chocolate

Deliciosas, super saludables y nutritivas

Ingredientes:

Ingredientes secos.

  • 1 1/2 taza de hojuelas de avena Why Not o Nutrisano
  • taza de harina integral, de arroz o de avena
  • 1 taza de chips de chocolate Lok, u otro de buena calidad.
  • cucharaditas de polvo de hornear.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • 1/2 cucharadita de sal.

 Ingredientes húmedos.

  • 115 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 1/2 cucharadita de estevia liquida
  • 1 huevo.
  • 1 cucharada de esencia de vainilla.

Procedimiento:

  1. Mezcla los ingredientes secos en un tazón mediano. Déjalos reposar.
  2. En un tazón grande, bate la mantequilla y el endulzante hasta que estén suaves y esponjosos.
  3. Agrega los huevos y la vainilla y revuelve hasta que se combinen.
  4. Agrega los ingredientes secos a la mezcla y revuelve hasta obtener una masa uniforme.
  5. Refrigera la masa durante al menos 30 minutos.
  6. Al hornear, precalienta el horno a 180ºC y prepara un molde para horno, en la base coloca papel de aluminio o papel manteca.
  7. Saca la masa de galleta de la nevera y forma una bola de masa con ayuda de una bola de helado.
  8. Coloca las bolitas de masa en las latas del horno, separadas entre sí.
  9. Apriétalas suavemente con las manos.
  10. Hornea a 180ºC durante 12 minutos. Retira del horno y transfiere con cuidado las galletas a una rejilla para que se enfríen y solidifiquen.
  11. Después de enfriar, guarda tus galletas en un recipiente hermético hasta por 7 días (¡si dura tanto!).
  12. Consejo: para obtener un efecto de chocolate derretido irresistible, calienta las galletas preparadas en el microondas durante 15 a 20 segundos antes de comerlas. ¡el mejor!

Notas:

Refrigeración de la masa:

A la hora de hacer este tipo de galletas, es muy importante mantener la masa en la nevera. Esto se debe a que, por un lado, debido al alto contenido de mantequilla y grasa, si horneamos las galletas a temperatura ambiente, se disolverán en el horno. Por otro lado, al hacer esto podemos dedicar un tiempo a la masa para que todos los ingredientes se mezclen bien y humedezcan la harina, para obtener esas galletas completamente húmedas y deliciosas. Si quieres refrigerar la masa para galletas durante más de 30 minutos, te recomiendo tapar la masa o ponerla en un recipiente hermético.

Hornear:

En este caso, salieron dos lotes de horneado porque no todas las galletas se pueden guardar en un solo frasco.

¡Congela la masa y ten siempre galletas listas!

Hasta ahora, esta es una de las técnicas favoritas. Para comer siempre galletas recién horneadas, sigue las instrucciones de la receta, pero no dejes reposar la masa, amasa inmediatamente en pequeñas bolas y congélalas en un recipiente hermético. Cuando necesites una galleta (o dos o tres), simplemente precalienta el horno y hornea la galleta directamente del refrigerador, agregando aproximadamente dos minutos de tiempo de cocción.

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *